Poemas de amor

Me detengo…

Martes, septiembre 22nd, 2009

Me detengo,
frente a Dios
frente al tiempo
nos dijimos adiós.

Tu olor,
tu perfume
mi risa
se aleja sin prisa.

Frente al rojo telón
de nuestra escena
tu boca me besó,
me estremecí
y sentí,

De tu boca, tu sabor
de tus brazos, tu abrazo
de tus ojos, tu mirada
de tu risa, mi risa
y en esa complicidad
nos amamos.

Nora Lanzieri

Para Ti amor!

Lunes, septiembre 21st, 2009

Caminaba junto al lago
aquel, el nuestro.
El crujir de hojas
en esta mañana otoñal,
las glicinas y las rosas
frente a nuestro jacarandá
recordé cual bella melodía
tu serenata dedicada a mi
y para toda la vida.

Tu perfume, tus cuidados
y esos jóvenes años
que de mi lado te apartaron,
dejaron tu huella infinita
que me enseñaron a querer menos
y amar mejor, a cada instante.

Un tiempo que transcurre,
yo solitaria y frágil,
y aquí espero amado mío
encontrarte allá en lo alto
y espiar a nuestra luna,
cómplice de nuestros deseos
y apasionados besos.

Un tiempo que transcurre
y aquí espero amado mío…

Nora Lanzieri

Despojada de mi y llena de TI

Domingo, septiembre 20th, 2009

Despojada de toda urbe
sola, en rededor mis pensamientos,
sentada junto al lago en silencio.
Los verdes árboles son testigos
de mis días solitarios,
la bruma se disipa al mediodía
y el sol no alumbra todavía.

Despojada ya de tanta melancolía
mi alma conectada con el cosmo
y rodeada de la naturaleza toda,
escucho a lo lejos un coro de ángeles
que me llenan de alegría,
hay rezos y plegarias
y una suave voz me confiesa,
Jesús,
está llegando en estos días.

Nora Lanzieri

Noche

Sábado, septiembre 19th, 2009

La noche nos cubría
con su manto de estrellas
y tu junto a mi permanecías.

La luna nuestra espía
pero tu solo a mi me tenías
y me amabas
como una profecía.

Nuestro amor
como una corona incorruptible
de gloria y placer
sentir correr por nuestras venas
el fuego y cómplice secreto
de dos cuerpos amándose
en el silencio que atrapó
nuestro encuentro.

Las horas transcurrían
y nuestras miradas
como estrellas fugaces
en el cielo se perdían.

La llegada de un nuevo amanecer
nos sorprendió,
y el amor se dio cita
en esa noche de estrellas
entre cálidos besos
y una brisa exquisita.

Nora Lanzieri

Te acuerdas de aquel día

Miércoles, septiembre 16th, 2009

Te acuerdas de aquel día amor
cerca del río,
tus labios y los míos
como olas que salpican
cada milímetro
con dulzura y frescor
tu amor y el mío.

El sol nos ilumina
y la luna empalidece
y en ese vaivén
de astros y energía
tu amor y mi vida.

Te acuerdas de aquel día amor
cerca del puente,
los sacudes gimiendo con el viento
tus manos me acarician
y siento el ligero calor
de tu cuerpo
que me abraza y me dice
siempre serás mía.

Te acuerdas de aquel día amor…

Nora Lanzieri

Niña

Martes, septiembre 15th, 2009

Mis ojos se abren
y una bruma infinita
perfila borrosa
tu imagen bendita.

El alba suscita
sus primeras horas
y detrás de ello
todo aflora.

El sol continúa
su lucha feroz
y sus rayos intentan
asomar su voz.

El cielo se agiganta
mi alma llora
deseando un día
verte a solas.

No se que pasó,
mis ojos llorosos
te extrañan bonita
mi niña pequeña
tu imagen bendita.

Niña rubia resplandor
mi corazón inane
ya no tiene voz,
ese día llegará
y nuestro abrazo
se estremecerá ante Dios.

Nora Lanzieri

Flor del amor

Domingo, septiembre 13th, 2009

Mientras las rosas brotan
tu eras ese sol
algún día estaremos unidos
compartiendo el mismo furgor.

Mientras los pétalos crecen
tu yacías en él
alguna vez, me gustaría estar
dónde tu estuvieras, también.

Mientras el aroma perfuma
tu siempre ahí estarás
llevando mis sentidos
yo seré alguien más.

Mientras las hojas nutren
cada gota de mis lágrimas
ahí tu sabrás
¡cuánto te preocuparás!

Mientras tú estés ahí
yo también estaré
deleitándonos juntos
lo que el destino, nos tiene a ambos.

José Luis López

Amor Prohibido

Lunes, agosto 31st, 2009

Solo tú y yo sabemos
lo que ignora la gente
al cambiar un saludo
ceremonioso y frío
porque nadie sospecha
que es falso tu desvio
ni cuanto amor esconde
tu gesto indiferente.

Solo tú y yo sabemos
porque mi boca miente
relatando la intriga
de un fugaz amorío;
y tu apenas me escuchas
y yo no te sonrio. Y aun nos
arde en los labios, algun beso reciente.

Solo tú y yo sabemos
que existe una simiente
germinando en la sombra
de este surco vacio
porque su flor profunda
no se ve, ni se siente.

Y así dos orillas
tu corazón y el mío
pues, aunque las separa la de un río
por debajo del río
se unen secretamente.

José Angel Buesa

Estar Enamorado

Lunes, agosto 31st, 2009

Estar enamorado, amigos,
es encontrar el nombre justo de la vida.
Es dar al fin con la palabra
que para hacer frente a la muerte se precisa.
Es recobrar la llave oculta que abre la cárcel
en que el alma está cautiva.
Es levantarse de la tierra
con una fuerza que reclama desde arriba.
Es respirar al ancho viento
que por encima de la carne se respira.
Es contemplar desde la cumbre de la persona
la razón de las heridas.
Es advertir en unos ojos una mirada
verdadera que nos mira.
Es escuchar en una boca
la propia voz profundamente repetida.
Es sorprender en unas manos ese calor
de la perfecta compañia.
Es sospechar que, para siempre,
la soledad de nuestra sombra está vencida.

Estar enamorado, amigos,
es descubrir dónde se juntan cuerpo y alma.
Es percibir en el desierto
la cristalina voz del río que nos llama.
Es ver el mar desde la torre
donde ha quedado prisionera nuestra infancia.
Es apoyar los ojos tristes
en un paisaje de cigueñas y campanas.
Es ocupar un territorio donde conviven
los perfumes y las armas.
Es dar la ley a cada rosa
y al mismo tiempo recibirla de su espada.
Es confundir el sentimiento
con una hoguera que del pecho se levanta.
Es gobernar la luz del fuego
y al mismo tiempo ser esclavo de la llama.
Es entender la pensativa
conversación del corazón y la distancia.
Es encontrar el derrotero
que lleva al reino de la música sin tasa.

Estar enamorado, amigos,
es adueñarse de las noches y de los días.
Es olvidar entre los dedos
emocionados la cabeza distraída.
Es recordad a Garcilaso cuando
se siente la cancíon de una herrería.
Es ir leyendo lo que escriben en el espacio las primeras golondrinas.
Es ver la estrella de la tarde
por la ventana de una casa campesina.
Es contemplar el tren que pasa
por la montaña con las luces encendidas.
Es comprender perfectamente
que no hay fronteras entre el sueño y la vigilia.
Es ignorar en qué consiste
la diferencia entre pena y alegría.
Es escuchar a medianoche
la vagabunda confesión de la llovizna.
Es divisar en las tinieblas del corazón
una pequeña lucecita.

Estar enamorado, amigos,
es padecer espacio y tiempo con dulzura.
Es despertarse en la mañana
con el secreto de las flores y las frutas.
Es liberarse de si mismo y estar
unido con las otras criaturas.
Es no saber si son ajenas o si son
porpias las lejanas amarguras.
Es remontar hasta la fuente las aguas
turbias del torrente de la angustia.
Es compartir la luz del mundo y al mismo
tiempo es compartir la noche obscura.
Es asombrarse y alegrarse
de que la luna todavía sea luna.
Es comprobar en cuerpo y alma
que la tarea de ser hombre es menos dura.
Es empezar a decir siempre
y en adelante no volver a decir nunca.
Y es además, amigos míos,
estar seguro de tener las manos puras.

Francisco Luis Bernárdez

Te amo con tanta fuerza

Domingo, agosto 30th, 2009

Te amo y por más que intente borrarte yo no puedo,
Es como arrancar del alma el más hondo sentimiento,
Es como quitarme vida y borrar todos los sueños,
Es como de un soplo, sentir que voy muriendo.

Te amo con tanta fuerza que crece en el silencio
Que mi corazón entero se aferra en pensamientos
Que vivir sin ti se hace el peor de los castigos
Que evadirte ahora es morir en sufrimiento.

Te amo más que nada, no puedo ya evitarlo
Y aunque te jure odiar, sólo te sigo amando
Porque tu en mi has sembrado tan sólo amor sincero
Y a odiar nunca aprendí y amarte es lo que quiero.

Te amo y los motivos de orgullo me enmudecen
Y el dolor de mi alma aveces finge odiarte
Pero en el fondo nunca estarás de mi ausente
Porque este amor tan grande lo llevaré a la muerte.
Te amo con tanta fuerza que la razón no entiende.

Que en todo lo que hoy vivo, estás aquí en mi mente,
Te amo con tanta fuerza porque me das tu vida
Porque gracias a ti, hoy sé que es la alegría.

Anónimo

"));